31 de marzo de 2009

Viento

Vino un viento tan fuerte que se llevó al propio viento.

5 comentarios:

La chica de ayer dijo...

Oajalá viniese un viento que se llevase mi tristeza hoy...

PeterPsych dijo...

Es algo que suele suceder. Los vientos fuertes suelen ser así. No tienen miramientos con los vientos pequeños.

Camaleona dijo...

A mí no se me llevaba ni el viento más pintado.

Chasky dijo...

Ya se sabe que el viento grande se come al chico.

acoolgirl dijo...

Hay vientos que pueden llevarse de todo a su paso.

Un besoteee