29 de marzo de 2009

El tiro por la culata

Estaba jugando con el carro de la compra a dar pasos de 5 metros, cuando una señora a la que casi atropella le dijo de forma despectiva:
- Pareces un crío.
- ¡¡Gracias!! -respondió él con una sonrisa profunda.

4 comentarios:

Camaleona dijo...

Gracias señora por rejuvenecerme y mantenerme infantil e inocente.

Daniel H. M. dijo...

Y seguro que se fue indignada, jejeje, muy bueno

Chasky dijo...

Pues mira que tuvo suerte, porque estas señoras no suelen decir cosas demasiado agradables.

Nanny Ogg dijo...

Menudo piropo el de la señora, yo también lo habría agradecido con entusiasmo :D

Besos