9 de marzo de 2009

Autohomicidio

Disparó una flecha con tanta fuerza, que dio la vuelta al mundo y se le clavó en la espalda.

4 comentarios:

La chica de ayer dijo...

Las flechas siempre vuelven...

Camaleona dijo...

Pues sí que llevaba rabia y fuerza dentro...

Chasky dijo...

Seguro que pilló una ráfaga de viento de esas últrarrápidas que empujan a las nubes a toda velocidad, porque no me creo que alguien pueda disparar tan fuerte.

Nanny Ogg dijo...

Autohomicidio... y mala suerte porque con la de gente que hay en el mundo y no darle a nadie...

Besos