20 de mayo de 2009

Un instante de orden

Vas por la carretera y ves un campo de olivos o un viñedo o un parque eólico... Todo parece plantado en la tierra de cualquier forma, como dejado caer. Lo sigues mirando mientras el coche avanza y, ¡zas!, descubres el orden oculto. Paralelas perfectas: una, dos, tres, y de repente el espejismo de ese orden que aún no te ha dado tiempo a asimilar desaparece.

6 comentarios:

Camaleona dijo...

Porque justo en ese momento te estampas contra un poste de teléfono.
Mi orden oculto no se encuentra en paralelas perfectas... se encuentra en diminutas pelotitas perfectas...

Nanny Ogg dijo...

Huy, pues yo en cuanto encuentro ese orden paralelo ya no puedo dejar de verlo... es un coñazo.

nadasepierde dijo...

quizas sea una ilusión óptica, como cuando uno deja la vista desenfocada y algunas cosas desaparecen. Si fuera posible hacerlo con cosas reales en lo cotidiano!
saludos

nadasepierde dijo...

quizas sea una ilusión óptica? como cuando uno deja la vista desenfocada y algunas cosas desaparecen. Si fuera posible hacerlo con cosas reales en lo cotidiano!
saludos

o0_Wind_0o dijo...

yo mas bien creo, que simplemente has dejado de mirar la carretera, lo de chocar con el poste es mas que viable, jejeje, siempre hay un orden oculto en todo lo que nos rodea.
saludos.

Anónimo dijo...

microchip-666