6 de abril de 2009

¿Esperando la felicidad?

Hace mucho tiempo (tanto que no sé si es verdad) oí que se había llevado a cabo un estudio que me pareció muy interesante.
Se había hecho un test a un número determinado de jóvenes (¿o eran niños?) enfocado a determinar su nivel de felicidad. Pasado el tiempo, cuando esos jóvenes eran ya ancianos (¿o bastante adultos?), se les repitió el test (¿o uno similar?).
Recuerdo (¿recuerdo?) que la conclusión era bastante definitiva. Con independencia de las desgracias o alegrías que hubiesen vivido, de la salud que hubiesen arrastrado, de sus situaciones sentimentales, del dinero atesorado..., el nivel de felicidad, ya fuese alto o bajo, se mantenía en las personas a lo largo de sus vidas.

6 comentarios:

acoolgirl dijo...

Sí que es curioso... y la verdad, también creo que sea cierto.

Pienso en mi niñez y en ahora y, a pesar de muchas cosas, podría decir que soy feliz igual que cuando era niña.

Un besitooo

Lalaith dijo...

Interesante. Será que tiene que ver con la manera de tomarse las cosas, más que con las cosas en sí mismas.

Un saludo.

Camaleona dijo...

Pues eso es una GRAN noticia...

sofia, dijo...

la vida ES como te la tomas...y no lo digo por coca-cola precisamente ¬¬

La chica de ayer dijo...

Conmigo ese test fallaría 100 %

Nanny Ogg dijo...

Mmmmm... pues no estoy yo muy de acuerdo con eso. Al menos en mi experiencia el nivel de felicidad ha variado (a mejor) con el transcurrir de los años pero, vaya, ¿quién soy yo para contradecir a los científicos? :)

Besos